What we believe

Declaración de Misión, Visión y Valores

La misión, nos permite hacer conciencia de nuestra labor como congregación

La visión, establece las metas y objetivos: a grandes rasgos, qué queremos llegar a alcanzar

Los valores definen nuestra forma de trabajar y de existir para alcanzar nuestra visión

Mateo 28:19-20
Jesús les dijo a sus discípulos: “…vayan y hagan discípulos a todas las naciones… y enséñenles que guarden todas las cosas que les he mandado…”

MISIÓN

Nuestra misión es llevar el evangelio a nuestra comunidad hispana en Portland y sus alrededores.

Entendemos que el evangelio son las buenas nuevas de salvación y que la solución de muchos de los problemas que afectan nuestra sociedad tiene su raíz en la ausencia de Dios y los principios de su palabra.

Nuestra misión incluye crear una plataforma donde todo creyente pueda crecer y madurar en el Señor con el fin de vivir mejor, pero nunca dejar de compartir con otros el evangelio de salvación.

VISIÓN

Nuestra visión es establecer una comunidad cristiana creciente que tenga presencia significativa en nuestra comunidad, que esté activa y que coopere con soluciones prácticas y efectivas en los problemas de nuestra comunidad hispana y de la ciudad.

Que, además, después de establecer una plataforma firme, podamos extender esta visión a otras ciudades y hasta donde nos sea posible.

VALORES

Creemos que la visión de Dios es ganar almas y hacer discípulos

La estrategia que usamos para lograrlo consta de cuatro puntos:

Ganar
Evangelización directa a amigos, familiares, compañeros de trabajo, etc. por medio de invitación a las células, los servicios, u otras actividades de la iglesia.

Consolidar
Por medio de encuentros, clases, y trato directo por medio en las células

Discipular
Por medio de clases, retiros, en las células, y los diferentes ministerios.

Que se conviertan en parte activa de la congregación y que abracen la visión de la iglesia a fin de que logremos la misión que tenemos

Enviar
Después de cierta capacitación, animarlos a que comiencen su propia célula o que se involucren en algún ministerio, que sean parte del discipulado de los nuevos creyentes por medio de su servicio, sus capacidades y talentos

Una vida con propósito

Creemos en vivir una vida con propósito, donde todo creyente sin importar su tiempo en la iglesia o su nivel espiritual debe estar viviendo los siguientes cinco puntos:

Adoración: Fuiste planeado para agradar a Dios.

Agradamos a Dios por medio de nuestra alabanza y adoración

Compañerismo: Fuiste hecho para la familia de Dios.

Es importante que nos veamos y participemos como una gran familia

Discipulado: Fuiste creado para ser como Cristo.

Es necesario trabajar en desarrollar el carácter de Cristo en nosotros, los frutos del espíritu; ya que es el carácter lo que le da valor a lo que hacemos y a nuestras palabras, un cristiano que no trabaja en su carácter es solo un fanático religioso

Ministerio: Fuiste formado para servir a Dios.

Todos tenemos talentos que podemos usar y desarrollar para servir a nuestro prójimo, sobre todo a la familia de Dios.

Un cristianismo que no es practico no es cristianismo

Evangelismo: Fuiste hecho para una misión.

Lo mejor que le pudo suceder a nuestra vida fue haber conocido a Dios, eso nos da conjuntamente la responsabilidad de reconciliar a otros con Dios, somos reconciliadores.

Servir por compasión y en amor

Nada de lo que hacemos tiene valor si no lo hacemos por compasión y en amor

Creemos que la iglesia debe tener su enfoque constante en servir a los demás y que toda actividad o proyecto apunte a dos cosas: agradar a Dios y servir al prójimo.

 Actividades y Responsabilidades

Tenemos células o grupos de hogar que son una de las mejores herramientas para lograr nuestra misión.

Es a través de ellas que se puede dar un trato personalizado a cada individuo

Proveemos una capacitación general bíblica para el continuo crecimiento de todo creyente

Apoyamos a aquel que aspire al ministerio para que reciba capacitación profesional.

Organizamos diferentes actividades durante el año para implementar y practicar los principios de nuestra Misión, Visión y de nuestros Valores

Reuniones de hombres, de mujeres, de jóvenes, campamentos familiares, clases y fiestas para los niños, misión Sonora, etc.

Todas estas cosas son posible gracias al esfuerzo y dedicación de todos los que somos parte de la congregación,

Cada uno aportando con su tiempo, talentos, servicio, y recursos.

Creemos en la aportación voluntaria de diezmos y ofrendas como el medio económico de poder lograr nuestra misión.

Lo hacemos basados en el principio bíblico de que Dios bendice a aquellos que lo hacen

También aportamos económicamente porque somos consientes que se requieren estos recursos para sostener económicamente la iglesia y así poder lograr nuestra misión

Importancia de MVV

Es importante conocer y entender cual es la MISIÓN, VISIÓN y los VALORES ya que estos guían y dan dirección a nuestra congregación.

Nuestra MVV deben ser el mapa, el GPS que dirija todos los esfuerzos hacia el rumbo deseado

Además, le da sentido de dirección a cualquier actividad o proyecto que emprendamos.

Mi deseo como pastor

Como pastor mi deseo es que cada creyente se convierta en un fiel y maduro seguidor del Señor, un discípulo

Que abrace la misión que Dios nos ha dado, que cada uno aporte lo necesario para aplicar la visión y los valores de nuestra congregación en nuestra comunidad.

Quisiera que todos seamos parte activa de esta misión, que no existan espectadores solo protagonistas

Mi mayor anhelo es que todo lo que hagamos lo hagamos en amor, motivados por la compasión y valorando a los demás que mayores a nosotros mismos

Que nadie aspire a posiciones de liderazgo motivados por el prestigio o la honra, sino por el deseo de servir y motivados por la compasión

En mi opinión un líder espiritual que se ve a si mismo como superior a otros, se convierte en un manipulador

La autoridad que Dios nos da se refleja en nuestro servicio y en nuestra actitud, ese fue el ejemplo que Jesús nos dejo

Jesús nos dijo que toda la ley se resume en dos mandamientos: amar a Dios con todo nuestro corazón y a nuestro prójimo como él nos amó.

Basado en esto me atrevo a resumir todo nuestro cristianismo en tres versículos versículos

Mateo 22:37-40

37 Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente, y con todas tus fuerzas. 38 Este es el primero y grande mandamiento. 39 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. 40 De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas.

Juan 3:16

De tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, sino que tenga vida eterna

1ª. Juan 3:16

En esto hemos conocido el amor, en que él puso su vida por nosotros; también nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos.